jueves, 28 de noviembre de 2013

Análisis del smartphone Nexus 5 de Google / LG


Hoy toca hablar sobre un nuevo móvil que ha caído momentáneamente en mis manos por gentileza de Google y que no es otro que el Nexus 5. No esperéis que os dé detalles sobre test varios, temperatura de colores u otra terminología que suelen utilizar los testers más experimentados. Mi valoración es a nivel de usuario que, finalmente, es lo que soy, y saber que el Nexus 5 da un 22.653 en Antutu o en otros Benchmarks, me deja bastante frío.

Nexus 5 frente al Nexus 4
Nexus 5 frente al Nexus 4
Lo primero sería hablar de la ergonomía, punto clave, porque hablamos de un smartphone con pantalla de casi cinco pulgadas y ese tamaño no es manejable para todo el mundo. Personalmente vengo de un móvil de 4,7 y este Nexus 5 me ha parecido cómodo, muy delgado, gratamente ligero y con un tacto agradable. No se escurre entre las manos como puede ocurrir con el plástico de un Galaxy S3. El acabado es muy bueno y destaca que no se puede acceder a su interior quitando la tapa. Nada de cambiar batería porque viene integrada, olvídate de meter tarjetas MicroSD porque no hay ranura y la SIM se coloca en una bandeja a la que se accede desde el exterior. Todas estas cosas le confieren robustez. No me ha dado por tirar el móvil al suelo ni rallar la pantalla, luego lo único que puedo decir es que en teoría la pantalla es Gorilla Glass 3 y, por tanto, bastante resistente.

En cuanto a botones, tenemos el de encendido en un lateral, el de control de volumen en el lado opuesto y nada más. Los controladores de gestión de Android no son físicos sino que están integrados en la pantalla.

La nitidez de la pantalla es notable en reproducción de videos o de aplicaciones con carga de gráficos, como algunos juegos en plan Need For Speed, etc. En teoría es Full HD 1920 x 1080 a 445 ppp, suficiente para el ojo más crítico aunque desde luego los hay mejores. Con todo, los pixeles son imperceptibles.

Por dentro, el Nexus 5 lleva un procesador de cuádruple núcleo Snapdragon 800 a 2,26 GHz con 2 Gigas de RAM. Esto hace que vaya como un tiro, directamente. Las aplicaciones se ejecutan sin saltos y el móvil responde a las órdenes que le des de una manera inmediata. No va a haber app o película que se te resista.

El Nexus 5 y el iPhone 5S frente a frente
En conectividad a Internet las cosas van mejor. Especialmente a través de WIFI la velocidad es mucho mayor que otros móviles que he podido probar. Con datos no he constatado ninguna variación, pero lo del WIFI realmente es llamativo. No he podido probar los servicios 4G basados en LTE disponibles en este móvil. También cuesta, aunque supongo que es cosa del Android 4.4, encontrar los ajustes GPS.

La cámara de fotos es la que más críticas suscita. Cuando ves el móvil, su parte trasera, observas una pedazo lente que llama la atención por su tamaño. Sin embargo, se trata de una cámara de 8 megas de Sony con estabilizador de imagen. No es mejor que la de otros muchos modelos pero también hay que reconocer que nos llega de sobra a no ser que seamos iphonegrafos o consumados instagramers. En el modo cámara podremos cambiar un buen montón de valores.

Su asignatura pendiente sin duda es la batería, de tan solo 2.300 mAh. Bastante escasa para un móvil con esa pantalla, esa resolución, cuatro procesadores que alimentar y una memoria RAM que se traga todos los programas y aplicaciones habidos y por haber. Sin duda debería ser de mayor capacidad aunque hubiese afectado negativamente en el tamaño del Nexus 5. El resultado es una subsistencia de un día a poco uso que hagas de datos, WIFI, 3-4G y te pongas a jugar a alguna aplicación.

En cuanto al sonido tiene dos vistosos altavoces en su parte de abajo, pero la verdad es que tampoco es que sean una maravilla.

Nexus 5 frente al Samsung Galaxy S4
Nexus 5 frente al Samsung Galaxy S4
Una de las novedades que nos ofrece este móvil es Android 4.4, pero al no tratarse de un sistema operativo exclusivo, aunque sí es el primer móvil que lo lleva, tampoco merece la pena hablar de esto como elemento distintivo. En apenas unas semanas o meses es presumible que los móviles de alta gama de otras compañías actualicen a 4.4.

En conclusión, la opción del Nexus 5 es una de las mejores, sino la mejor, en calidad-precio. Nexus 5 es un móvil de alta gama, quizás no al nivel del Galaxy S4, HTC One+ o el iPhone 5S, pero es un pedazo de móvil. Ha sido fabricado por LG y no es comparable al LG G 2 ya que este último es más grande, tiene mejor cámara y batería de mayor capacidad.

La principal baza del Nexus 5 es que se trata de un smartphone a 349 euros en su versión de 16 gigas o 399 en la de 32: un chollo. Otra cosa es que estos aparatos sigan teniendo un gran sobrecoste, algo de lo que podríamos discutir largo y tendido. Desde luego, por ese precio es el mejor móvil que se puede comprar. Si quieres algo más exclusivo toca pagar el doble y si eres de los que te duele pagar más de 200 euros por un móvil decente siempre te quedará la opción de algún chino (Xiaomi, Jiayu, Oppo,...), BQ (FNAC), Primax o experimentar con Firefox OS.

0 comentarios:

Publicar un comentario